Accediendo a particiones Linux desde Windows

La situación más común cuando trabajamos con Linux como desktop es tener un arranque dual en la máquina con Windows (XP o Vista). Así, lo más probable...
Windows ext3

La situación más común cuando trabajamos con Linux como desktop es tener un arranque dual en la máquina con Windows (XP o Vista). Así, lo más probable es que tengamos la partición de Windows en formato NTFS, la partición de Linux en formato ext3 (lo más habitual) y luego otra partición en la que almacenaremos todos los datos. El sistema de archivos de esta última partición es lógico que esté en NTFS puesto que tanto windows como Linux pueden acceder en lectura/escritura por medio del driver ntfs-3g como vimos en Malavida hace unas semanas.

Pero, ¿qué ocurre si almacenamos alguna información en la partición ext3 y queremos acceder a ella desde windows?. Lo más probable es que tengamos que reiniciar la máquina y entrar en Linux para copiar esos datos a la partición de intercambio. Para solucionar este problema existen utilidades como Ext2 IFS.

Su uso e instalación es muy sencillo y después de instalarlo veremos todas las particiones ext2 y ext3 de nuestros discos duros y podremos asignarles una letra para poder acceder a ellas desde cualquier aplicación de windows. Esto último es muy potente puesto tendremos una visión homogénea desde todas las aplicaciones y para éstas el acceso es transparente puesto que el driver se instala en modo kernel. Además, aunque el nombre de la aplicación es Ext2 IFS, también puede montar sin problemas (aunque sin journaling) las particiones ext3. Toda una gran utilidad para los que tenemos máquinas con arranque dual.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?