Navegadores

Antes de Windows 7, todos los sistemas operativos de Microsoft se instalaban por defecto con Internet Explorer como único navegador. Pero para cumplir la normativa antimonopolio de la Unión Europea, Microsoft se ha visto obligado a permitir la instalación desde el primer momento de otros navegadores, como Firefox, Opera o Chrome. Esto en un principio parecía un avance, pero visto el método utilizado por Microsoft para que el usuario elija el navegador que prefiere, los rivales han puesto el grito en el cielo.

Desde la comisión encargada del caso en la UE, se recomendó a Microsoft que desde el primer momento, se pidiera al usuario sus preferencias en cuanto al navegador, presentándoles las opciones mas utilizadas para que eligiera a su voluntad. Sin embargo, las pruebas preliminares no han satisfecho a los rivales de Internet Explorer, puesto que en su opinión, el proceso de instalación de cualquier otro navegador que no sea el de Microsoft es excesivamente complicado para un usuario promedio, incluyendo advertencias de seguridad que no aparecen cuando es Internet Explorer el elegido.

Estas complicaciones, han sido detectadas por Mozilla y Opera en un cuestionario que la Unión Europea les envío este verano. Además, se ha avisado de que aunque no se seleccione Internet Explorer, este sigue instalado en Windows 7 y es el navegador que las aplicaciones de Microsoft buscan por defecto para abrir cualquier enlace a la web.

Fuente: CNet

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?