Ambientada en un oscuro y misterioso pueblo oculto bajo una espesa capa de niebla, esta saga comenzada por Konami en 1999 ha contado con tres entregas para nuestros PCs.

Pese a que son juegos diferentes, sin un claro hilo argumental, todos ellos tienen muchos factores en común: una persona llega a Silent Hill por algún motivo, normalmente buscando a alguien o algo y no tarda en descubrir que en la niebla habitan terribles monstruos de pesadilla, que muchas calles dan a precipicios sin fin y que los interiores de los edificios cambian, transportando al jugador a un mundo más terrible aún.

Silent Hill

La primera entrega apareció en 1999 para PlayStation, y narraba el periplo de Harry Mason, que iba a buscar a su hija Cheril, que se había perdido en Silent Hill. En esta entrega se presentan algunos personajes recurrentes, como Alessa Gillespie, Dahlia o el Dr. Kauffman.

La segunda parte, de 2001, fue la primera para PC (aparte de PlayStation 2 y Xbox), no tuvo mucho éxito en compatibles por ser una portabilidad directa de la versión de consola, aunque incluía más escenarios que la versión de PS2. Esta vez controlábamos a James Sunderland, un joven que viaja a Silent Hill tras recibir una carta de su esposa muerta tres años atrás, en la que le dice que le espera “en su lugar especial”. Considerada por muchos la mejor entrega de la saga, presenta un carismático personaje: Cabeza-Pirámide, un monstruo con cuerpo de hombre y una extraña cabeza metálica armado con una enorme espada.

La tercera entrega, de 2003, apareció para PlayStation 2 y PC, y plantea la historia de Heather Morris, una joven que acude a Silent Hill para descubrir cosas sobre su pasado; viejos amigos (y enemigos) además de un repaso a lo acontecido en el primer juego son las bazas de esta entrega, en la que se descubren secretos acerca de la ciudad.

La cuarta entrega, de 2004 y la última que trataremos aquí, apareció también para PlayStation 2 y PC, en ella tomamos el control de Henry Townshed, que en esta ocasión no va directamente a Silent Hill, si no que llega a diferentes escenarios del pueblo a través de un misterioso túnel surgido en su cuarto de baño, además su casa está bloqueada por numerosos candados que no puede abrir.

Recientemente apareció una nueva entrega, Origins, que no tuvo versión para PC; como tampoco la tendrá el futuro Silent Hill: Homecoming.

Así que os dejamos, no dudéis en adentraros en las misteriosas nieblas que inundan Silent Hill.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?